• toledo

TERMAS ROMANAS AMADOR DE LOS RÍOS

Testigo de la bonanza y prosperidad que vivió Toledo en época romana, este lugar nos muestra lo que en su día fueron unas termas, dotadas de sistemas de calefacción para calentar todas y cada una de sus salas. Estas termas (siglo I- II d.c) formaron parte de un edificio de propaganda del imperio romano, una especie de club social, donde se cerraban acuerdos jurídicos y negocios de todo tipo.

El nivel de la superficie donde paseaban los romanos está marcado por las sandalias que encontramos en esta sala, aproximadamente a la altura del mostrador. Si nos fijamos estas sandalias tienen en la suela llena de tacos de hierro, como unas botas de fútbol. De esta forma evitaban  quemarse los pies en contacto con el suelo ya que la sauna y concretamente el horno donde los esclavos calentaban el agua, podía alcanzar los 90 grados. Calor que se transmitía hacia arriba a través del  suelo de mármol.

Estas termas se utilizaron hasta siglo VI. En el 1500 son parcialmente destruidas por los toledanos que  no dudaron en coger las piedras de las termas para, con ellas, construirse su propia casa.  En las viviendas  de los alrededores podemos ver también mármol y esculturas de las antiguas termas que explicarían el refrán “A rey muerto, rey puesto”. En el centro de la sala encontramos un aljibe, depósito de agua de lluvia.  Durante años en estos aljibes se echaban truchas para que el agua estuviese en movimiento y no se estancase. Hasta 1948 Toledo no tuvo suministro de agua, o bajaban al Tajo a por ella, o se obtenía de pozos públicos o  aljibes.

HORARIO: Martes a Sábado (10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 )

Domingos :(solo por la mañana) Lunes cerrado.

ENTRADA : Gratuita.

LOCALIZACIÓN: Plaza Amador de los Ríos. Tlf: 925 25 30 80 .

Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Observación: Actualmente alberga el centro de recepción de turistas del Consorcio.