portal/recursos/imagenes/Caceres_el_adarve.png
Monasterios y conventos

Monasterios, iglesias, casas señoriales y plazas en las que el tiempo se ha detenido. Esto lo encontramos en Santiago, la ciudad de granito que nos sigue a cada paso. Ejemplo de monumentalidad, el Monasterio de San Martín Pinario. 20.000 metros cuadrados hicieron de él uno de los más importantes de la Compostela medieval.

Su iglesia guarda, tras una bella fachada plateresca, algunos de los mejores retablos del barroco local, como la Coronación y bellas representaciones del sol y la luna, además de una sillería y un coro al que se puede acceder para poder contemplar, a solo unos metros el sumo detalle con el que se elaboraron los ropajes de los profetas.

Otras sorpresas que encontraremos en esta bella ciudad es la de un convento convertido en Museo. Se trata de Santo Domingo de Bonaval. Aquí se encuentra ubicado el Museo del Pueblo gallego. Accedemos hasta el por una preciosa escalera de caracol cuyos escalones parecen suspendidos en el aire…..Audiovisuales, maquetas y fotos nos ayudarán a comprender mejor el carácter y la historia de Galicia.

Antes de marcharnos merece una visita su iglesia, que alberga tumbas de gallegos ilustres como la poetisa Rosalía de Castro y el escultor Francisco Asorey. A pocos metros del museo, el Parque Bonaval nos ofrece un rincón verde, relajante y tranquilo que curiosamente se encuentra sobre el cementerio del convento  de Santo Domingo….Galicia también huele a dulce, parte de ese olor sale del Convento de San Paio de Entrealtares, fundado por Alfonso X, donde siguen viviendo 30 monjas a las que acompaña la fama de sus exquisitas tartas y dulces de Santiago.

Sin duda Galicia es también magia y misterio, espíritu que se respira en el Pazo de San Lorenzo, durante años monasterio franciscano. Hoy nos brinda su singular belleza, de la mano de una de sus imágenes más bellas, el seto de boj y sus 400 años de historia. Camelias, magnolios y hasta 100 especies rodean al visitante en un  lugar de singular belleza.