Alcázar y judería

No fue hasta el año 1177 cuando el rey castellano Alfonso VIII conquistó la ciudad desplazando a los musulmanes que habían permanecido en ella 466 años. Fue entonces, cuando los árabes se instalaron en la plaza de la Mangana, los judíos en la calle de Zapaterías y el resto sería ocupado por cristianos que se organizarían en parroquias.

La plaza mayor y la catedral se situaron en el lugar que ocupaba la antigua alcazaba árabe. Allí el rey mandó edificar un nuevo templo y envió a buscar un maestro francés para que la levantara, construyendo así el más temprano ejemplo de gótico en España. Lo más sorprendente es sin duda el interior con más de cuarenta capillas, altares y portadas. Una catedral que preside la plaza mayor con el Ayuntamiento en su extremo, construido en época de Carlos III y el convento de las Petras a otro lado. El Museo Diocesano contiene valiosas piezas procedentes de la catedral, una de las exposiciones permanentes de arte sacro más coherente del panorama español  y que además tiene la suerte de haber sido diseñada y organizada por el artista Gustavo Torner.

 Pero la estampa más reconocible de la ciudad nos la ofrece la plaza de Ronda con los célebres rascacielos de Cuenca, edificaciones que han ido creando estructuras escalonadas hasta alcanzar en la fachada de la hoz nueve alturas y que quedan reducidas a tres o cuatro en la calle Alfonso VIII.

 Reflejo de lo que un día fue la ciudad, es la plaza de Mangana, espacio que en otros tiempos constituyó el barrio árabe, después la judería medieval y finalmente el barrio cristiano de Santa María.

Hoy la plaza de la Merced enclavada en lo alto de un promontorio es uno de los rincones más monumentales y bellos de la ciudad, pues acoge el seminario de San Julián, el convento de las Esclavas del Santísimo Sacramento, popularmente conocido como las blancas y el Asilo de los Ancianos Desamparados actual museo de las Ciencias, uno de los más atractivos e interesantes que nos transporta a una ciudad que es del presente, pero también del futuro.