PUERTA DEL CASTILLO

Está ubicada en la parte alta de la ciudad y se encuentra sobre los restos de lo que fue la antigua muralla árabe fortaleza cristiana, cuya última edificación corresponde a la época de Felipe II.

Se conservan algunos fragmentos de la muralla, y el arco de la puerta, que recibe el nombre de Arco de Bezudo. Enfrente, se encuentra un edificio del siglo XVII que también formó parte del antiguo castillo, hoy Archivo Histórico Provincial, antigua sede del Tribunal de la Inquisición y más tarde cárcel provincial. En este punto y desde la hoz del río Júcar podremos contemplar una de las vistas más emblemáticas de la ciudad. Desde aquí podremos admirar el verde esmeralda de sus aguas y la Playa de Cuenca, lugar de recreo de los conquenses y donde es posible practicar diversas actividades acuáticas.