PLAZA MAYOR

Se encuentra a 1000 metros sobre el nivel del mar.  Si tenemos en cuenta que Ávila esta a 1130 entenderemos el frío que aquí se pasa. La media de la temperatura en esta plaza está entre los 9 y 10 grados y en invierno puede llegar a los 17 bajo cero, por eso se dice que en Segovia pasan 9 meses de invierno y 3 de infierno, porque solo pasan calor 3 meses de verano el resto del año, frio. En ella se celebraba el mercado semanal, fue plaza de toros, plaza de ajusticiamientos y de proclamaciones reales, además de punto de encuentro en la ciudad. Denominada “Mayor” desde 1461, vio modificado su aspecto a causa del hundimiento de la iglesia de San Miguel, acaecido en 1523,  en cuyo atrio, se celebró la proclamación de Isabel la Católica como reina de Castilla en 1474.

Dicha iglesia, estaba situada en el centro de la Plaza, después se volvió a construir pero esta vez, en un lateral de la plaza lo que le ha derivado en su actual aspecto. Rodeada de soportales, nos encontramos con el ayuntamiento construido en el siglo XVII. También podemos contemplar el Teatro de Juan Bravo de 1917, actualmente en funcionamiento. A nuestro alrededor todo es granito, el material preferido por los nobles, lo que  da una sensación de frialdad absoluta a la plaza. Eso sí, está demostrado que el granito aguanta muy bien el paso de los años, prueba de ello el acueducto hecho con piedra granítica. A pocos metros tenemos La  Catedral que, construida en caliza,  nos transmitirá una mayor calidez, eso sí, se deteriora mucho antes que el granito. Desde la plaza podemos ver  las agujas de la catedral. Todo un espectáculo durante el mes de junio, cuando podremos ver una cigüeña en cada aguja.