CASA PICOS

C/ Juan Bravo 33

Fácil de reconocer por los picos que sobresalen de sus muros. Perteneció a la familia de la Hoz prueba de ello, el escudo que podemos ver en su fachada. Junto a ella estaba la puerta de San Martín, que podremos identificar por una placa. 

Su posición, al estar en ángulo recto con la puerta de San Martín, (uno de los accesos a la ciudad) obligó a adoptar esta imagen defensiva con los picos, aunque la tradición popular lo atribuye al hecho de que ésta casa perteneció  anteriormente a un judío por lo que se acabó llamando la Casa del Judío.

Su nuevo dueño, Juan de la Hoz, para conseguir que se olvidasen de este nombre, hizo estos llamativos picos o puntas de diamante en la fachada. Desde entonces se conocería como la Casa de los Picos. Hoy este edificio alberga la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos.