VISTA DEL MIRADOR DE LA MURALLA

Desde este mirador podemos contemplar la montaña de la Mujer muerta y el barrio de San Millán al que da nombre la iglesia que vemos al fondo, templo románico que sigue los planos de la catedral de Jaca en Huesca. A nuestra espalda, unos menos más arriba, veremos el lugar donde se encontraba la Puerta de San Martín, uno de los 5 puntos de acceso que tuvo la muralla segoviana en el siglo XII, mandada construir por Alfonso VI de Castilla.

Esta puerta se destruye en 1883, pero la muralla sería aprovechada. La casa contigua la utilizaría como pared maestra. Un ejemplo de cómo en aquella época todo se reutilizaba. Del mirador donde nos encontramos hacia fuera, vivían ganaderos, agricultores y artesanos que venían hasta aquí para trabajar. La ciudad fue creciendo alrededor de la muralla, creando los extramuros,  o lo que es lo mismo el polígono industrial de la época