CALLE DE LOS AFILERITOS

Desde el punto GPS y fijándonos en la acera de la izquierda, podemos contemplar preciosas fachadas. Si miramos hacia arriba veremos el suelo decorado con azulejos de rombos y flores que presentan algunas balconadas.

Es, sin duda, un lugar con un encanto especial. Puertas macizas de madera, llamadores con cabeza de león, balcones de piedra labrada…son algunas de las sorpresas que nos depara este rincón. Antiguamente a esta calle acudían las mujeres para pedir novio a la virgen a cambio de depositar un alfiler en su hornacina. Esta estrecha calle es también una de las más concurridas por los visitantes en busca de patios típicos toledanos.