LA SENDA VERDE

Ofrece al visitante un agradable y relajante paseo bordeando el río. El recorrido puede comenzar desde la casa del Diamantista. Junto al embarcadero veremos el inicio de una senda donde podremos conocer las distintas las variedades de árboles que existen en el camino, gracias a unos carteles explicativos. Pasaremos junto a unos antiguos molinos de agua utilizados para moler el grano, nos toparemos con varios porches de madera con sombra, de ellos parte un camino de tierra que conduce a una zona con varios accesos para carrito de niño, casi todo el camino puede hacerse con él. Estos porches son lugares muy tranquilos que invitan a la lectura o simplemente la contemplación de los pájaros que suelen arremolinarse junto al Tajo.

 Nuestro recorrido nos mostrará algunas de las caídas del río a su paso por la ciudad. Se trata de un camino de tierra rodeado de abundante vegetación ideal para hacer con niños ya que no tiene ninguna dificultad. A medida que avanzamos veremos algunas fuentes para beber y a lo lejos, una espectacular imagen del Puente de San Martín, sobre todo al atardecer. El paseo dura 30 minutos y finaliza en este puente de San Martín, concretamente en unas escaleras de piedra. Una vez arriba podremos disfrutar de unas impresionantes vistas.