PLAZA DE LA CORREDERA

Fue construida a finales del siglo XVII. Precisamente llama la atención que en ella no hay elementos de la arquitectura andaluza, parece una plaza castellana ya que sus edificios se han construido con este estilo. Esto se debe a que en 1678 el corregidor encargó la construcción de ésta plaza a un arquitecto salmantino que construyó 360 balcones, y 61 arcos.

 Pocos saben que en esta plaza se han celebraron corridas de toros. Recuerdo de aquello, es el callejón Toril por donde entraban los toros hasta la plaza. También ha sido escenario de ejecuciones y castigos públicos ordenados por la Santa Inquisición y punto de celebración de las victorias militares.

Actualmente es uno de los lugares de encuentro de los cordobeses,  donde reponer fuerzas en cualquiera de sus terrazas al aire libre.