• caceres

PALACIO DE LAS CIGÜEÑAS

Plaza de San Mateo

Es el llamado palacio del Capitán Diego de Ovando o de las Cigüeñas. En el siglo XV a la muerte de Enrique IV tuvieron lugar violentos  enfrentamientos con la nobleza con motivo de la sucesión al trono de Castilla.

La princesa Juana la Beltraneja era apoyada por el reino de Portugal y la mayoría de la nobleza; salvo los Golfín y Diego de Ovando que defendieron la causa de la princesa Isabel. Cuando finalmente ésta fue reconocida como reina, recompensó al capitán por el apoyo prestado con el privilegio de que pudiera elevar en 1480 esta torre almenada. Y de hecho es el único palacio en la que su torre tiene dientes, ya que como castigo a los nobles que no habían sido leales a su causa, ordenó desmochar todas las torres-fuertes existentes para evitar que ninguno de ellos en el futuro pudiera atrincherarse y rebelarse contra la corona.

Está levantado sobre el lugar que ocupó al alcázar almohade. En los años cuarenta del siglo XX fue remodelado para acoger la sede del gobierno militar y en la actualidad sigue siendo propiedad del Ministerio de Defensa. En el interior existe un pequeño museo de Armas que abre al público con motivo de las exposiciones que tienen lugar en las salas de su planta baja.