• caceres

ERMITA DEL VAQUERO

C/ Caleros

En la calle Caleros, adosada a la muralla, se construyó en el siglo XVII esta ermita sobre el solar de la que fue la casa de Gil Cordero, vaquero que según cuenta la leyenda encontró la imagen de la virgen de Guadalupe. Es una sencilla construcción de gusto barroco. La portada adintelada tiene una hornacina con la imagen de la Virgen de Guadalupe y se remata por una sencilla espadaña. El interior es de nave dividida en dos tramos cubiertos por bóveda de cañón y el retablo mayor, es barroco realizado a mediados del siglo XVII por el cacereño Juan Bravo.

Esta es una de las calles más antiguas y su trazado responde a los primeros tiempos de expansión de la ciudad hacia el exterior del recinto fortificado. Su nombre hace referencia a los más de cuarenta hornos de cal que hubo en ellas. Durante la Edad Media, el gremio de caleros era uno de los más importantes e influyentes y los excelentes yacimientos de cal situados en la zona conocida como El Calerizo, hicieron de la cal la industria más importante en la historia de la ciudad.